08 jul 2020

Ir a contenido

Nacieron el 10 de mayo. Se bautizaron como Movimiento Barrio de Salamanca. Y ahora se llaman Resistencia Democrática. Unos doscientos vecinos de una de las zonas más ricas de España protagonizan cada noche una revuelta contra el estado de alarma en la que se llama asesino al Gobierno y se piden elecciones generales, mientras se escucha el himno nacional y el más marcial 'La Muerte no es el final', oda en honor a los militares caídos. A veces, los más entusiastas corean "Sánchez vete ya" con un tono propio de una hinchada enfadada con su equipo de fútbol.

Los barrios ricos y ultras de Madrid desafían el estado de alarma (leer noticia)