Ir a contenido

La reincidencia de Núria de Gispert en el insulto a sus rivales políticos no va a tener castigo. Quim Torra rechazó este jueves dar marcha atrás en la decisión de concederle la Creu de Sant Jordi, una de las máximas distinciones que otorga la Generalitat, a pesar de que la expresidenta del Parlament recayó en su costumbre de referirse con ofensas a dirigentes de partidos no independentistas. En esta ocasión, reprodujo en su cuenta de Twitter un mensaje en el que se comparaba con cerdos a Inés Arrimadas, Enric Millo, Dolors Montserrat y Juan Carlos Girauta.

Torra mantiene la Creu de Sant Jordi a De Gispert pese a sus nuevos insultos (leer noticia)