23 feb 2020

Ir a contenido

El momento estrella del juicio contra la excúpula de los Mossos no se ha hecho esperar. El principal acusado, el mayor Josep Lluís Trapero, prácticamente lo inauguró con una defensa a ultranza de la actuación de los Mossos, tanto el 20-S, con los medios y la cuarentena de lugares donde hubo registros del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, como el 1-O, con dos millones y pico de personas en la calle frente a 16.000 policías. Admitió que tanto en uno como en otro pudo haber errores, pero nunca voluntarios.

Trapero califica de "barbaridad" los pasos dados hacia la unilateralidad (leer noticia)