Ir a contenido

Los agentes de tráfico de los Mossos d'Esquadra han intensificado el uso de los coches camuflados, denominados 'espiell' (mirilla), para grabar y denunciar graves infracciones en la carretera. Adelantamientos con línea continua y el uso del móvil al volante son algunas de las más habituales.

Los coches 'espiell' de los Mossos intensifican la busqueda de infractores (leer noticia)