Ir a contenido

La estación de Sants, en Barcelona, y la de Atocha, en Madrid, han vivido unas primeras horas de miércoles muy agitadas a raíz de la alarma policial por un paquete sospechoso. Ambos recintos han sido desalojados ante la posibilidad de que un pasajero hubiera accedido al tren llevando un artefacto explosivo. Finalmente, tras efectuar los controles e investigaciones pertinentes, los Mossos d'Esquadra y el Cuerpo Nacional de Policía han comunicado que todo se trataba de una falsa alarma.

Cronología de la agitada mañana en Sants y Atocha por un falso explosivo (leer noticia)