22 feb 2020

Ir a contenido

Ahora le toca a María Teresa Campos. La jubilaron tiempo atrás por considerarla amortizada. La retiraron de la pantalla. Pero si algo tiene Tele 5 es olfato para el negocio de la viscera. Y ahora la señora Campos vuelve a ser negocio mientras su corazón sangre. O sea, mientras la ruptura con Bigote pueda ir siendo objeto de autopsias sobre la marcha.

Vísceras, corazón, alma, todo es negociable (leer noticia)