Ir a contenido

Enorme desesperación en TVE. Caída en picado de sus índices de audiencia. ¡Ah! Acabarán julio sin llegar a los dos dígitos; quizá no lleguen ni al 9%. Ante tanta desventura han tenido una idea: imitar a Tele 5 y echar mano de la Pantoja. Y se han inventado un Lazos de sangre titulado La saga de los Pantoja, en donde la única que no estaba era, precisamente, Isabel Pantoja. Efectivamente. No podía estar. Tiene contrato en exclusiva con Mediaset y ante eso pocas bromas. De modo que TVE-1 ha optado por ir al archivo y desempolvar apariciones suyas por los platós de TVE de hace una década por lo menos. Su boda con Francisco Rivera, el desgraciado momento del entierro que la convirtió en la viuda de España automáticamente, y todo rellenado con antiguos recitales de cuando cantaba Hoy quiero confesar que estoy algo cansada y Marinero de luces, temas tremendos. El único familiar directo que se prestó a aparecer fue su hija Chabelita. Estuvo suave. Comedida. Distinta de como suele estar en T-5. Solo lanzó un puñalito diciendo que cuando era pequeñita, Isabel Pantoja nunca tenía tiempo de cuidarla. Hombre, vista la trayectoria televisiva de esta muchacha, es ahora, que ya es mayor de edad, cuando quizá necesita más cuidados.

Del 'calentón' a la prisión (leer noticia)