Ir a contenido

Sigo con atención cómo la televisión está tratando el 25-N, el día internacional contra la violencia de género. No dudo de la voluntad de servicio y sobre todo de la loable y necesaria intención de denuncia en todos los programas que he visto. Son ya 1.028 mujeres asesinadas desde que hace 16 años comenzó este dramático registro. Y esto merece una amplia y valiente atención televisiva. Discrepo, eso sí, de algunos tratamientos. De algunas puestas en escena.

Violencia de género y el pico y pala televisivo (leer noticia)