Ir a contenido

El experimento Arús la nuit en A-3 TV (Arusitys prime) sigue en caída libre. Ya advertí cuando estrenaron, que este programa habia que replantearlo de nuevo, o no iba a subsistir. Pero hoy no quiero incidir en esta herida. Hoy toca reflexionar sobre lo que dijo, triste, el otro día Alfons Arús en su matinée de La Sexta (Aruser@s): «Acabó Masterchef Celebrity. Pero esta vez, de forma inesperada, nos han prohibido emitir ninguna imagen». O sea, la tele busca la opacidad sobre cualquier intento de reflexión sobre ella misma. Y Arús añadía, con pesadumbre: «¡Siempre hemos hablado del programa en positivo, siempre desde la admiración!». Pues ni así, ni con buena letra y admiración infinita. Esta decisión prohibitiva de TVE, y la productora de Masterchef (Endemol Shine Group) seguramente se ha producido, puntualmente, por alguna exclusiva que han firmado con alguna revista. La presencia en el programa del egregio tándem Isabel Preysler & Mario Vargas Llosa así lo hace sospechar. Pero TVE, que es cadena pública que pagamos todos los habitantes del país, no puede ni debe entrar en martingalas monetarias, Ni mucho menos en prohibiciones sobre sus contenidos, que son públicos.

Buscan amordazar prohibiendo imágenes (leer noticia)