Ir a contenido

Subió a los cielos en helicóptero, pero el cielo solo lo aceptó durante 14 minutos de reloj. Aquí lo tremendo ha sido la tele (A-3 TV, T-5, La Sexta). Nos han hecho el Show de la momia toda la mañana, cinco horas seguidas por lo menos. Decía el nietísimo Francis Franco, enojado con el Gobierno: «¡Buscan que parezca que mi abuelo está solo!». Pues no ha sido así en lo que a la tele se refiere. Más de cinco horas de retransmisión en directo, dale que te pego. ¡Ah! Planchada quedó la audiencia. Yo creo que la losa de la tumba pesaba menos. No parecía el simple traslado de su momia, parecía que estábamos en 1975 y Franco acababa de morir y las teles –y la familia– lo llevaban a hombros. Sinceramente, desde mi punto de vista se han pasado un güevo, y perdonen la expresión.

La momia: 14 minutos en el cielo y 5 horas en la tele (leer noticia)