09 jul 2020

Ir a contenido

En el Cuéntame cómo pasó (TVE-1) de esta semana Merche (Ana Duato) y Antonio (Imanol Arias) pasean por un campo de olivos. ¡Ah! «Los olivos están cargados de gritos» escribió Federico. En efecto, no es un paseo tranquilo. Parece bucólico al principio, pero enseguida brotan los reproches, la bilis. Merche, saboreando el campestre resol del mediodía, hace acopio de oxígeno de aquel olivar, aledaño a las viñas, y le suelta: «Tú has vivido como si nada fuera suficiente para tí». Y Antonio le replica, satisfecho, orgulloso de sí mismo: «Pues sí, he sido muy ambicioso, sí». Pero entonces, de pronto, le cambia el semblante, hace una mueca, le sobreviene una reflexión tremenda, como si toda la cruda realidad cayera sobre él de improviso, y con un punto de desesperación por los buenos tiempos que se han ido, exclama: «¡Pero lo mejor de mi vida está en el pasado! ¡Hemos tenido una vida cojonuda, Merche, cojonuda!».

"Hemos tenido una vida cojonuda, Merche" (leer noticia)