05 ago 2020

Ir a contenido

Es lo mejor que tiene First dates (Cuatro): el casting, la selección de criaturas que van allí a ligar sobre la marcha mientras cenan. En la variante llamada First dates crucero, que es lo mismo, pero con Carlos Sobera disfrazado de capitán de buque turístico, nos acaban de presentar a un maduro pollastre llamado Rafael, un elemento la mar de desparramado y suelto, con melena estilo Gerárd Depardieu. Le tocó cenar con Celeste, dama educadísima y prudente. Rafael le decía: «Los hombres tenemos tendencia a la infidelidad. Es la testosterona. He tenido nueve novias a la vez, además de estar con mi mujer. Nueve queridas, sí sí». ¡Ah! Celeste, asombrada, preguntó: «¿Estabas con las nueve además de con tu esposa?». Y Rafael, resoplando de satisfacción, contestó: «Con todas, naturalmente. Julio Iglesias tuvo 3.0000, pero yo le supero. Y como soy un caballero me separé y le regalé a mi mujer un chalet y la paga de la pensión». ¡Ah! Turulata quedó Celeste ante aquella confesión. Los ojos se le salían de las órbitas. Y en un aparte, cuando estaba sola, mirando a cámara, exclamó: «No quisiera faltarle al respeto, pero me parece que Rafael, un punto de machista lo tiene, ¿verdad?». ¡Ahh! Celeste es una santa, eso es indiscutible, pero no sabría decirles si el pollastre Rafael es así o es fruto de un trabajo de guion para entretenernos. Que hayan sacado a este elemento casi coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, tiene mérito.

Esposa + 9 amantes = todo un caballero (leer noticia)