Ir a contenido

Ha regresado Chicote con nuevas entregas de Pesadilla en la cocina (La Sexta). Los servicios de producción le han preparado un arranque de temporada a la altura de lo que esperamos de este programa. O sea, un espatarrante show en algún destartalado figón o restaurante, con propietario surrealista, cocinera o cocinero mugriento y delirante, camareros enfrentados entre sí, y sobre todo, a ser posible, algún ratón o legión de cucarachas circulando por encima de la salsa mahonesa, en un mar de moho y de cochambre. Esto provoca en la audiencia una mezcla de risas y de repelús, que son la base del éxito del programa. Han conseguido una fórmula que funciona a la perfección. Se te pone la carne de gallina mientras vas viendo toda aquella porquería que sirven a la carta, y al mismo tiempo te vas desternillando en casa y las carcajadas retumban por el vecindario.

El tractor va mejor con vino que con gasoil (leer noticia)