Ir a contenido

En su periplo por la molt bona gent de Catalunya, Quim Masferrer (El foraster, TV-3) estuvo en la Vall d’Aran. En el municipio de Les, concretamente. Allí convivió y celebró con los vecinos la emblemática Nuèch de Sant Joan (Noche de San Juan) y asistió a la tradicional y muy vibrante quema del Haro en la plaza. Escuchó su manera de hablar, el aranès, y pudo constatar que no entendía nada porque es un idioma que entronca con la lenga d’oc. Y luego, naturalmente, pasaban al catalàn o al castellano para que Masferrer entendiese lo que le decían. Ha sido un viaje hermoso, alegre, emotivo. Hubo un instante particularmente puntiagudo. Estaba Masferrar circulando por una callejuela de Les y Toño, el cap de tambors, le dijo: «Yo soy de aquí, de la tribu de los araneses. Somos como la tribu de los galos, la de Astérix y de Obélix. Estamos rodeados de grandes imperios, ¡Pero resistimos!». ¡Ah! Maravillado se quedó Masferrer ante esta referencia identitaria con los personajes de aquella aldea gala que se negaba a ser invadida por las tropas romanas de Julio César, y que con tanto éxito crearon Uderzo y Goscinny. Pero Masferrer no tiró de ese hilo.

'El foraster' visita el país de los Astérix (leer noticia)