Ir a contenido

Transtornado el Gran Wyoming (El intermedio, La Sexta) ante la ruptura de Ciudadanos y Manuel Valls, exclamaba: «¡Oh mon Dieu! Pourquoi? ¿Cómo es posible que Ciudadanos, un partido teóricamente centrista y antindependentista haya roto con Manuel Valls por haber rechazado la extrema derecha y por haber evitado un gobierno independentista en Barcelona?». ¡Ahh! Estaba tan désolé, tan profundamente extrañado, que añadió: «¡No tiene sentido, es inexplicable!». Y pusieron entonces por la megafonía, a modo de arpegio poético y musical, aquel extraordinario tema de Jacques Brel titulado Ne me quitte pas.

El divorcio de Valls: 'Ne me quitte pas' (leer noticia)