Ir a contenido

Después de casi 20 años de existencia, la ratomaquia Gran Hermano sigue cosechado audiencias estratosféricas en cualquiera de las diferentes versiones que Tele 5 se ha ido inventando. Ahora mismo, en la variante llamada Gran Hermano VIP, están en el 30% de cuota de pantalla. En la versión llamada Supervivientes, con Isabel Pantoja, se alcanzaron cifras que la tele solo supera con una final de la Champions. Esta manera de hacer televisión, y de penetrar en las casas, no solo ha conformado generaciones de ciudadanas y ciudadanos enganchados: también ha provocado un mercado laboral muy atractivo, con sueldos de entre 5.000 y 30.000 euros a la semana, más la posibilidad de entrar en la rueda de la cadena para ir rebotando de programa en programa. ¡Ah! La paga es tan extraordinaria que hasta algunas criaturas que se mueven en los entornos de la política se apuntan a las ratomaquias. Es el caso de Hugo Castejón, actual concursante de GHVIP.

De Esperanza Aguirre a Gran Hermano (leer noticia)