La Policía Nacional ha desarticulado una red de tráfico de cocaína que suministraba la droga en ciudades como Barcelona, Sabadell o Terrassa. En una investigación apodada ‘prebenda’ y que arrancó hace un año y medio, los agentes han arrestado a un total de 22 personas integrantes supuestamente de un entramado que adquiría la droga en el extranjero y la distribuía por Catalunya ocultándola en coches trucados. El 19 de enero fueron detenidos el jefe de la estructura y los 'socios' capitalistas que ponían el dinero para comprar la cocaína. “Eran personas que llevaban un tren de vida muy alto y que se dedicaban solo a esta actividad”, subrayan fuentes policiales.

Cae una red de 22 traficantes que escondía la cocaína en coches trucados (leer noticia)