Sanidad ha decidido flexibilizar la normativa, a través de un anexo sobre los criterios de aplicación, que obligaba a usar mascarilla en las playas y otros espacios abiertos después de que varios gobiernos autonómicos rechazaran imponerla cuando se disfruta del aire libre y se mantiene la distancia de seguridad.

La mascarilla solo será obligatoria en la playa para pasear (leer noticia)