Residentes del geriàtrico Sant Pere de Terrassa se sienten 'salvadas' del covid después de haber sido vacunadas.