La Guardia Civil ha rescatado en el puerto de Melilla a 41 personas ocultas en bateas, camiones, contenedores y vehículos articulados, previos a su embarque en los buques con el objetivo de introducirse de forma irregular en España, entre ellos una persona enterrada dentro de un saco que contenía cenizas volantes tóxicas y otras cuatro dentro de una batea con vidrios fracturados para reciclaje con numerosas aristas cortantes.

La Guardia Civil rescata a 41 migrantes entre residuos y contenedores (leer noticia)