Nueva protesta de la restauración y el comercio por las restricciones decretadas en Catalunya para hacer frente a la pandemia de coronavirus y que les afectan especialmente. Miembros de las patronales de estos sectores han llevado cubos que simulaban contener excrementos a las puertas del Palau de la Generalitat, en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, para denunciar la situación por la que pasan al verse obligados a cerrar sus establecimientos. "No podemos seguir tolerando estos cierres que estamos sufriendo y que están llevando a la ruina a buena parte de la restauración y del comercio, que no pueden resistir los cortes de actividad sin recibir ninguna compensación económica", ha señalado el presidente de Barcelona Oberta.

Comercio y restauración llevan cubos de excrementos simulados ante la Generalitat por las restricciones (leer noticia)