Recuerda el abogado y ahora escritor Javier Melero en su nuevo libro, ‘Cambalache’, un viejo y descorazonador refrán árabe. La gente se parece más a los tiempos que le ha tocado vivir que a sus propios padres. El mismísimo Hamlet podría conferenciar sobre ello. Así que hay que reparar en el subtítulo de esta obra 90% autobiográfica y 100% indispensable que esta suerte de espalda plateada de la abogacía (luego se revelará la justificada razón de tal calificativo) acaba de llevar a las librerías esta misma semana: ‘Un abogado en la España de Pujol’. Treinta y cuatro años, si se toman como balizas la investidura y la confesión, ha sobrevivido el pujolismo como movimiento, época o eón, o incluso como una condena, para muchos, y en todo ese tiempo, lo que son las cosas, Melero, por seguir con los símiles shakesperianos, ahí ha estado, como un Horacio en segundo plano, y ahora, con 62 años, cuenta los tiempos que le ha tocado vivir, aunque solo sea por descubrir si a ellos se parece.  

Melero: "Quisimos ser una potencia internacional y somos un engorro mundial" (leer noticia)