Amnistía Internacional (AI) ha leído la cartilla a la clase política mundial por su pésima gestión de la pandemia de covid. "Respuestas mediocres, engañosas, egoístas y falsas" son los calificativos que atribuye la organización humanitaria a la actuación de los gobiernos durante la crisis sanitaria. El informe anual -correspondiente al año 2020- aporta también una conclusión contundente: la incapacidad del mundo para cooperar eficazmente en momentos de necesidad global extrema. "El covid ha puesto de relieve el terrible menosprecio de nuestros dirigentes por el bien común de la humanidad", abunda Agnès Callamard, secretaria general de AI.

Amnistía Internacional arremete contra la clase política por la gestión de la pandemia (leer noticia)