Ir a contenido

Los padres de un joven de 23 años fallecido en enero del 2018 por asfixia tras sufrir un tromboembolismo pulmonar acusan al SUMMA 112 de no activar el protocolo adecuado, al no haber enviado una UVI móvil desde la primera llamada, y de falta de humanidad.

Los padres de un joven fallecido por asfixia acusan al Summa de negligencia (leer noticia)