Ir a contenido

La chica de 17 años asesinada ayer martes por la tarde en un bar del Eixample de Barcelona entró en el local porque Farid, el dueño del establecimiento detenido por este crimen, la invitó a pasar. Según fuentes policiales, Farid, de 32 años, abrió la puerta de la cafetería, ubicada en la avenida Mistral, mientras la víctima discutía con su pareja, un joven de 20 años, frente a su local.

El asesino del bar de Barcelona invitó a la menor a entrar en su local (leer noticia)