Ir a contenido

La nota manuscrita que la joven de Banyoles dejó en su casa después de degollar a su madre, Carmen, no incluía una confesión explícita, según fuentes policiales consultadas por este diario, aunque implícitamente sí daba a entender su vinculación con el crimen. El mensaje era de despedida e informaba de que se marchaba de casa porque planeaba suicidarse. Indicaba además que lo haría en algunos puntos cercanos al municipio. Sin embargo, ninguna de estas ubicaciones, que se han convertido en puntos de interés policial mientras ha durado su búsqueda, han resultado ser pistas verdaderas.

La hija de la mujer asesinada en Banyoles admite el crimen en una nota (leer noticia)