Ir a contenido

En las abrasadoras dunas africanas, las hormigas de plata saharianas (Cataglyphis bombycina) rompen récords de velocidad. Un nuevo estudio publicado en 'Journal of Experimental Biology' ha demostrado que estos animales son capaces de recorrer 85,5 centímetros por segundo sobre una arena de hasta 60 grados centígrados. Es decir, una velocidad equivalente a 108 veces la longitud de su propio cuerpo en un abrir y cerrar de ojos. Unos 3,6 kilómetros por hora. Esta extraordinaria marca convierte a la C. bombycina en la hormiga más rápida del mundo y, a su vez, consolida su tercer lugar en el podio de las criaturas más rápidas jamás registradas junto con el escarabajo tigre (que recorre la distancia equiparable a la de 171 veces su cuerpo por segundo) y los ácaros costeros de California (que logra recorrer 377 veces su propia medida).

Las hormigas son el tercer animal más veloz del planeta (leer noticia)