El conflicto entre el Gobierno y la Junta de Castilla y Léon está servido. Después de que el viernes la comunidad decretara el inicio de las restricciones de movilidad noctura para las 20:00 horas, las quejas por parte del Ejecutivo no se han hecho esperar. Mientras unos defienden la legalidad de los decretos (el Gobierno) los otros esgrimen la protección de la vida como principal argumento.

El adelanto del toque de queda enfrenta al Gobierno y la Junta de Castilla y León (leer noticia)