Ir a contenido

El Hospital del Mar utiliza con éxito la estimulación cerebral profunda para tratar 4 pacientes con anorexia nerviosa