Dos horas de plena actividad delictiva y a las diez de la noche en casa para respetar el toque de queda y no ser interceptados por incumplir las restricciones de movilidad a causa del covid-19. Así operaba una banda de origen kosovar que ha sido desarticulada por la Policía Nacional y la Guardia Civil bajo la acusación de asaltar 131 naves industriales desde el pasado año en las provincias de Alicante, Valencia y Murcia. Los investigadores han detenido a seis personas de entre 39 y 48 años, todas de origen kosovar excepto una que es de Bulgaria. Los sospechosos fueron interceptados en un control en Crevillent y uno de ellos embistió su coche contra el dispositivo para intentar huir y tres agentes resultaron heridos. Los investigadores cifran en 443.000 euros el valor de los efectos sustraídos en las empresas asaltadas por la banda, cuyos miembros residían en Torrevieja, Los Montesinos y Catral.

Ladrones respetuosos con el toque de queda: así asaltó una banda un centenar de empresas (leer noticia)