Ir a contenido

La Policía ha desarticulado en Madrid una red que prostituía a jóvenes y niñas menores de edad procedentes de Bulgaria