Ir a contenido

Los agentes de los Mossos d’Esquadra que la madrugada del sábado al domingo 8 de septiembre se vieron envueltos en una lluvia de botellas y de piedras en Sabadell temieron por su vida. En sus declaraciones en el juzgado de instrucción número 3 de la ciudad del Vallès Occidental tres de los seis policías que se vieron rodeados por unos 700 u 800 asistentes a los conciertos que les lanzaban objetos contundentes han relatado que "sin los cascos" podían "haber muerto".

Los mossos que sufrieron los botellazos en Sabadell: "Podrían habernos matado" (leer noticia)