Unos 2.000 policías protestan en Barcelona por agresiones y exigen respeto

Menudo susto se ha llevado el señor que cargaba un manojo de latas de cerveza y una mochila en la espalda al preguntar quién era esa gente que subía en manifestación por Via Laietana. La respuesta -"son policías"- le ha revuelto el estómago. Tas mirar a derecha e izquierda, ha serpenteado para adentrarse en el barrio de la Ribera, quizás para hacer el agosto en el paseo del Born. Ha tenido la mala suerte, aunque todo ha quedado en una cagalera pasajera, de darse de bruces con la protesta de los Mossos d'Esquadra (y también policías locales), que este sábado han marchado desde la Ciutadella hasta Sant Jaume para pedir que se les respete. Desde todos los ámbitos, ciudadano y institucional. Eran unos 1.300.