Ir a contenido

El debate entre candidatos catalanes a las elecciones del 10-N volvió a dejar patente el creciente distanciamiento en grupos independentistas. Uno de los momentos que ejemplificaron esa dinámica de división se produjo cuando la cabeza de lista de la CUP, Mireia Vehí, acusó al número 1 por ERC, Gabriel Rufián, de haber acudido a la boda de la hija de un alto cargo de La Caixa.

La metedura de pata de Vehí con Rufián sobre la boda del Ibex | VÍDEO (leer noticia)