27 nov 2020

Ir a contenido

La sesión de este miércoles del juicio de los atentados de Barcelona y Cambrils de agosto de 2017 se centró prácticamente en las furgonetas con las que la célula terrorista quería atentar con los explosivos que preparaban en Alcanar contra el Camp Nou o la Sagrada Familia. Los mossos que inspeccionaron la que tenía el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty, la que se utilizó para cometer el atropello de La Rambla y la abandonada cerca de Cambrils por Mohamed Hichamy detallaron al tribunal lo que encontraron en ellas y cómo esos indicios les permitieron avanzar en la investigación.

Mossos declaran ante el tribunal cómo las furgonetas ayudaron a identificar la célula terrorista (leer noticia)