26 nov 2020

Ir a contenido

El juicio por los atentados de Barcelona y Cambrils de agosto de 2017 se centró este jueves en la huida del autor del atropello de La Rambla, Younes Abouyaaqoub, hasta que fue abatido unos días después en Subirats, por dos agentes que explicaron cómo les gritó en árabe "Alá es grande" y fue corriendo hacia ellos, ignorando sus advertencias de alto. "Solo esperaba que detonase el detonador y moriríamos", declaró uno de ellos.

Los mossos que abatieron a Abouyaaqoub: "Sólo esperábamos que detonase el detonador y moriríamos" (leer noticia)