11 jul 2020

Ir a contenido

La unidad independentista se ha convertido en un tótem, un arma arrojadiza, un recurso argumental que sirve en un sentido y el opuesto. El Parlament fue este miércoles escenario del emplazamiento mutuo de ERC y el ‘president’ Quim Torra a caminar unidos, pero mientras los republicanos insistían en pactar una respuesta conjunta a la próxima resolución del Tribunal Supremo sobre la inhabilitación del jefe del Govern –léase elecciones–, este respondía recuperando su propuesta personal de máximos y no pactada: otro referéndum de independencia antes del final de la legislatura. La versión política catalana del "¿Dónde vas? Manzanas traigo".

ERC pide unidad ante el Supremo y Torra recupera su propuesta de referéndum (leer noticia)