Juan Carlos de Borbón vuelve a adelantarse a la acción penal con una nueva regularización ante el fisco. Esta vez paga cuatro millones de euros y por supuestos pagos en especie -según ha publicado el diario El País citando a fuentes cercanas a la operación- de ocho millones en vuelos privados sufragados por la fundación Zagatka, que fue para el rey emérito depósito para gastos bajo vigilancia de su primo Álvaro de Orleans.

Juan Carlos I paga más de cuatro millones de euros a Hacienda en una segunda regularización (leer noticia)