Lo primero que dijo este miércoles Miquel Iceta como nuevo ministro de Política Territorial, tras saludar en todas las lenguas cooficiales del Estado, fue esto: “Me gusta España como es. Diversa, plural y unida”. Tras renunciar por voluntad propia el pasado diciembre a la candidatura del PSC en las elecciones del 14-F, el todavía líder de los socialistas catalanes llega al departamento para gestionar la “cogobernanza” con las autonomías en un momento especialmente delicado: con casi todas ellas reclamando al Gobierno que asuma y apruebe medidas más duras ante los malos datos de esta tercera ola. Su receta, explicó, es la "cooperación".

Iceta: “Quiero una España fuerte en su unidad y orgullosa de su diversidad” (leer noticia)