21 sep 2020

Ir a contenido

El acto final de las jornadas en el Institut de Seguretat Pública de Catalunya (ISPC) iba a ser un trámite y se convirtió en otra cosa. Porque el plan era que el 'conseller' de Interior clausurara el encuentro, pero Miquel Buch llegó sin el cargo. Porque la periodista Mònica Terribas decidió preguntar. Y porque Buch acabó respondiendo con sinceridad, algo que había procurado evitar hasta la fecha cuando se le preguntaba sobre la presión que Quim Torra, el 'president' que lo ha fulminado, ha infligido sobre su espalda cada vez que los Mossos d’Esquadra han intervenido contra manifestantes independentistas violentos.

Miquel Buch, el friegaplatos (leer noticia)