Madrid, como Catalunya hace tres meses y Euskadi y Galicia el año pasado, se enfrentaba este martes a las elecciones más atípicas de su historia. Por la pandemia, claro. Las restricciones para evitar que el covid se descontrole y el hecho de que se celebren en día laborable no impidieron a los madrileños salir a ejercer su derecho a voto. De hecho, los ciudadanos se acercaron en masa a las urnas y propiciaron la participación más alta en unos comicios a la Asamblea de Madrid, y de las más elevadas en una cita con las urnas en España. Votaron el 80,73% del censo electoral. La abstención fue, pues, del 19,27%.

Participación histórica en las elecciones de la Comunidad de Madrid 2021 (leer noticia)