Ir a contenido

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias vuelven a verse las caras este miércoles, casi un mes después de la frustrada investidura del primero y de las cajas destempladas del segundo. Una vez el PSOE dio prioridad absoluta al acuerdo con Ciudadanos y Podemos dinamitó los quebradizos puentes construidos, ambas partes tenían que tomarse su tiempo antes de explorar algún tipo de acercamiento que pueda impedir, eventualmente, la repetición de las elecciones generales.

De la cal viva a la calma chicha (leer noticia)