Ir a contenido

El acto solemne para celebrar los 40 años de la Constitución en el Congreso se convirtió este jueves en la reivindicación de las bondades de la Carta Magna y en el homenaje pendiente al rey Juan Carlos. En el hemiciclo, con la escenografía de gala para las grandes ocasiones, tomaron la palabra Felipe VI y la presidenta de la Mesa, Ana Pastor. En sus discursos, ambos defendieron los ideales con los que se fraguó la Constitución en 1978 y su plena vigencia pese a los desafíos políticos y sociales que sufre España en la actualidad. Para Pastor, la Ley Fundamental no es "un candado" y "se puede reformar", pero con un consenso igual que entonces.

Felipe VI apela al diálogo y pide acatar las sentencias (leer noticia)