26 nov 2020

Ir a contenido

La octava reforma educativa de la democracia está dando sus últimos pasos en el Congreso, donde esta mañana se ha hablado mucho de política y poco de educación. Los nervios se han crispado en la cámara baja. El debate ha terminado con muchos diputados de PP, Cs y Vox levantados, golpeando sus escaños y gritando "libertad". En la bancada azul solo estaban la ministra de Educación, Isabel Celaá, el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y el titular de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes (ambos presentes en el hemiciclo porque tras el debate de la ley de educación defendían proyectos de sus respectivos ministerios). Mientras la derecha gritaba "libertad", los ministros se han levantado para aplaudir la ley, lo mismo que han hecho en las filas del PSOE y Unidas Podemos.

El Congreso aprueba la 'ley Celaá' (leer noticia)