28 sep 2020

Ir a contenido

El Govern de CiU, con Artur Mas al frente y Joana Ortega como vicepresidenta, trató infructuosamente de reconducir la primera Diada del 'procés', la del 2012, hacia una manifestación por el pacto fiscal. De hecho, esa fue la reivindicación del propio Mas ante Mariano Rajoy, diez días después. Y de la negativa del entonces presidente del Gobierno se derivó la celebración de las elecciones del batacazo de CiU. De 62 a 50 escaños cuando el objetivo era la mayoría absoluta. El Govern no logró suavizar las aristas independentistas de la manifestación del paseo de Gràcia, como acredita la historia. Por todo ello, no deja de tener su gracia que el Onze de Setembre del 2020, el del covid-19, el que, de alguna manera, cierra un ciclo y un modelo de celebración de la Diada, tuviera su acto central, nada menos que ante la delegación especial de Hacienda en Catalunya, en la plaza de Letamendi.

La Diada cierra su bucle fiscal en Barcelona (leer noticia)