El Congreso de los Diputados ha escenificado este martes su unidad contra la violencia machista y frente al negacionismo de Vox al rechazar una proposición de ley de violencia intrafamiliar con la que la formación de Santiago Abascal pretendía derogar la ley contra la violencia de género. El frente común de todos los grupos ha dejado solo al partido ultra. Además, todos los grupos excepto PP y Cs han rechazado debatir la propuesta y han aprovechado su turno de intervención para recordar, uno a uno, los nombres de las víctimas mortales de la violencia de género en España desde el 2003.

El Congreso rechaza el negacionismo de Vox con la violencia machista (leer noticia)