Ir a contenido

"Mi sueño es ser cocinera como Jordi Cruz", dice Sara, de 10 años, medio dormida, mientras se maravilla con las vistas del puerto de Barcelona que tiene desde el hotel, y su padre le regaña por acercarse demasiado a la barandilla. Son las 9.30 de la mañana del lunes, 30 de julio. Cerca de un centenar de niños de 8 a 12 años, que parecen huir de un sol abrasador más propio de la estepa aragonesa, se refugian en la primera planta del Gran Marina, acompañados de sus familiares. No son turistas, desde luego. La indumentaria y los gestos les delatan a kilómetros, así como las neveritas, fiambreras y demás objetos de cocina que ostentan prácticamente como joyas. Y no es para menos: están a punto de entrar en acción para el ‘casting’ de ‘Masterchef junior’ (TVE-1), ya la sexta edición del concurso culinario más aclamado de la última década en televisión.

En pos del sexto 'masterchef junior' (leer noticia)