Ir a contenido

El pensamiento discurre estos días por Barcelona encendiendo bombillas. La palabra ejerce de corriente ante auditorios y plazas llenas de barceloneses que quieren escuchar, aprender, compartir y debatir ideas. Para ello la Biennal del Pensament ha brindado la ciudad como escenario para reflexionar sobre los retos de la sociedad contemporánea. Parece claro que en estos espacios hay más luz ahora que días atrás gracias a la exitosa respuesta de público a la iniciativa del ayuntamiento. En los primeros días del evento cultural, el debate ha vencido al 'show' en su sentido más escandaloso, el que ha tomado también la palabra como protagonista pero para el entretenimiento. "No sigo nunca debates políticos ni tertulias. Creo que siempre es lo mismo y no es en absoluto edificante", opina uno de los jóvenes oyentes de una de las charlas de la bienal, Esteve. Aquí no hay secuencias de planos electrizantes, pausas dramáticas ni gente indocumentada.

La Biennal del Pensament dinamita el tópico de que la juventud no se implica en la vida pública (leer noticia)

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.