Dado que la arqueología es una forma de mirar al ayer para entender el hoy y el mañana, es lógico que 'La excavación' -que recrea un importante hallazgo de restos enterrados en la Inglaterra rural en los albores de la Segunda Guerra Mundial- intente reflexionar sobre cómo lidiamos con la idea del tiempo, la dudosa fiabilidad de la Historia y la fragilidad de la existencia humana. Y para ello se centra en dos personas que s desempeñaron papeles cruciales en aquel evento: la viuda en cuya casa tuvo lugar el descubrimiento de los restos (Carey Mulligan), y el hombre que fue contratado para sacarlos a la luz y a punto estuvo de ser borrado de los anales (Ralph Fiennes).

'La excavación': trascendencia embarrada (leer noticia)