Ir a contenido

'The Equalizer ' (2014) no era más que un deprimente muestrario de torturas y sangrientos homicidios, que Robert McCall (Denzel Washington) ejecutaba por las causas más nobles y por tanto convertía en motivo de aplauso y celebración. Nada más empezar esta secuela el héroe ecualiza a un grupo de secuestradores primero y a otro de violadores poco después, pero en general su metraje incluye algo menos de carnicería.

'The Equalizer 2': Un invencible sopor (leer noticia)